A menudo me preguntan cuál  crema utilizo para las molestosas espinillas, por lo que  hoy les comparto un “truquito” que he puesto en práctica y que es muy fácil y que además es muy efectivo.

La sábila es la planta ideal para combatir el brote de granos, barros o espinillas, por sus inmensas propiedades que la hacen fundamental para luchar contra diferentes males de la piel.

Y no tengan la menor duda, el tratamiento con aloe vera es uno de los más efectivos y habitualmente recomendado para combatir los granos, por el enorme poder astringente (regulador de las grasas) que posee y como el acné implica un exceso de sebo, su acción ataca directo a la raíz.

sabila-para-el-acne-680x365_cTratamiento

Las maneras de aplicar la sábila o aloe son variadas, una de las más comunes, fáciles, económicas y la que particularmente yo aplico,  es utilizar el gel o cristal que contienen las hojas y colocárselo directamente sobre la piel.

Solo debe coger un pedazo de la sábila, abrirla por la mitad en dos partes y colocar el cristal directamente sobre el rostro preferiblemente a la hora de acostarse. Unos segundos después notará como se seca por completo por lo que es muy fácil de dormir con ella, dejar toda la noche y retirar a la mañana siguiente. Repetir el tratamiento durante varios días hasta que las espinillas empiecen a desaparecer.

También puede extraer la pulpa de la sábila, no es tan complicado, sólo tienes que tomar el tallo que quiera usar, cortar un trozo, quitarle las espinas con un cuchillo y luego la piel. Con los cortes, trata de preservar la pulpa al máximo.

El resultante es la pulpa, gel o cristal de sábila. Esta luego la aplicas sobre la piel o la usas en mascarillas. Pero debe hacer este procedimiento cada vez que vaya a utilizar el  aloe vera, porque si lo corta y lo deja puede que pierda sus propiedades o no se mantengan al máximo.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.