Guayyy, Enteratos, escandalosa la noticia ofrecida por la Plaza de la salud, que advierte que dos venezolanas atracan a personas dentro del recinto.

Solicitan información, mientras utilizan una sustancia para adormecer a sus víctimas… ¡Increíble que no estemos seguros ni en los centros de salud! ¡Qué tengamos que pasar por pesados, dejar de prestar ayuda y mantenernos alejados de cualquier desconocido!

Lo más penoso de este tipo de delincuencia y cualquier otra, es como dejan a muchos de sus paisanos, que llegan a nuestra tierra, con la intención de ganarse la vida dignamente. Muchas veces tendemos a generalizar y poner etiquetas… ¡Debemos cuidarnos de ellas!

Es sabido, que cada día aumenta en los negocios el personal venezolano, ya que han demostrado su responsabilidad, excelente atención al cliente y lo mucho que trabajan.

Poniéndonos el zapato, nuestro y ajeno, comprendemos las estrictas medidas de seguridad migratoria  que ejercen muchos países. Lo cierto, es que es un arma de doble filo y con mucha tela para cortar.

Debemos estar conscientes  de que las oportunidades de trabajo hay que ganársela. Si deseamos que se utilice personal nativo en cada uno de los países, es imperativo prepararse, ser responsable y trabajador. De esa forma no necesitaremos manos extranjeras, que ocupen las plazas laborales.

Ciertamente, por otro lado, mientras más extranjeros existen en un país, menos oportunidades de trabajo se abren. Así, que es de entender que con la crisis mundial, muchos estén luchando por cerrar sus puertas a tierras extranjeras.

Las deportaciones son un problema bien complejo. Sin embargo, cuando nos toca en carne propia, se entiende, que nadie quiere delincuentes en su país. Así que debemos entender cuando deportan los nuestros por mal comportamiento y agradecer a todos los países que nos acogen, cuando respetamos la ley y hacemos un trabajo digno.

 

About The Author

Pilar Aristy Capitán
Editora de Vida y Tecnología

Psicóloga Clínica con Diplomado en Evaluaciones Psicológicas Técnico en Cinematografía. Experiencia en producción y presentadora de TV

Leave a Reply

Your email address will not be published.