Confesándonos, a principio de año, Enteratos…  Al tratar de pegar el nuevo marbete, me di cuenta de que ya no tenía espacio, ya que poseía toda una colección de años anteriores.

A lo Chapulín Colorado, tan solo exclamé: ¿Y ahora quién podrá ayudarme?

Al rescate, llegó un amigo con una “lanilla” para carros y aunque no lo crean… ¡Un frasquito de manitas limpias”

Cuando empezó a quitar las calcomanías, se quedaban impresas igualitas al cristal del carro. Prácticamente lo único que se retiró fue el plástico.

Para mis adentros pensé: ¡vamos a tener que buscar un galón, para poder limpiar y retirar todo esto!

Para sorpresa de todos, solo bastó un poco de la solución, paciencia y algo de presión para que todo el cristal quedara de “cajeta”.

Así, que si están en la misma situación, ya saben lo que tienen que hacer, sin volverse locos, ni perder la paciencia.

¡Enterato, al rescate! ¡Ustedes pregunten, que buscamos la solución!

Sobre El Autor

Pilar Aristy Capitán
Editora de Vida y Tecnología

Psicóloga Clínica con Diplomado en Evaluaciones Psicológicas Técnico en Cinematografía. Experiencia en producción y presentadora de TV

3 Respuestas

  1. Jairo M. Aude

    La forma más rápida y sencilla es con Acetona (Que se utiliza para quitar el cuté de las uñas). Un poco en un algodón y listo.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.