delia_blanco

Ha muerto Derek Walcott, inmenso poeta caribeño, oriundo de la isla de Santa  Lucía. Premio Nobel  de  literatura en 1992. Recuerdo sus ojos  claros, inteligentes, vehementes, cuya  mirada se mantenía siempre alerta a  toda incongruencia, porque  Derek, llevó una vida dura  y reivindicativa antes del gran  éxito.

El mar  presente  eterno en toda  su obra poética, el mar de la deportación  de esclavos, ese atlántico que trajo a nuestras  costas con el látigo  y el hambre a los  hijos de la  Reina de Saba y del Rey Salomón. Toda  su obra  está  llena de ecos  que mezcaln y abrazan la memoria, es uno de esos hombres que cruzan bosques  y símbolos, buscando  su identidad en un bella dicotomía dónde encuentra  la fuente de su poesía, atormentada, heredada en el rítmo y el dolor por las resonancias de Baudelaire en su alma.
Le conocimos en Londres en una lectura pública del  British  Council, y luego en las islas, Guadalupe y Martinique, quienes le concedieron el título de Profesor  Honoris  Causa, conoció también República  Dominicana, invitado de honor de la Feria  del libro en el 2001.
Su lengua de escritura, es el inglés, lengua que admira y comparte con la belleza clásica e isabelina de un Shakespeare, pues es un tran creador de la palabra, y antes de centrarse definitivamnete  con el verso, demuestra sus múltiples talentos en el teatro, el periodismo y la pintura  su vocación primera.
Another life, de 1973, es su poemario que responde a su  madurez poética, y corresponde al eje de toda su obra. En esta obra encontramos sentimientos evocativos de grandes nostalgia  como la pérdida de su gran amor Anna.
Guardaremos para siempre  nuestro encuentro con Derek  Walcott en el Hotel Sofitel  de las Damas  y oímos todavía su maravillosa lectura …..
Estábamos frente al mar y él leía…
…La amaré todavía  como te amo,
      amé a todas las mujeres que se aproximaban a  ella,
      despedido por dos matrimonios
      para que se mantenga verdadera su alianza de oro.
      Sobre este acantilado aquella noche,
      cuando la vega profunda se ponía azul de olvido,
      por qué me arrodillé,
      a quién agradecía  yo,…..
Este libro Another life, que marcó  tantas generaciones, está articulado entorno  a su gran Amor Anna, al arte, y  a la muerte, evocando siempre a sus amigos Gregorias  y  Harry  Simmons.
Se ha ido a pocos días de la apertura de nuestra Feria del libro, rindamos homenaje a Derek Walcott.

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.