Aunque parece que siempre ha estado con nosotros, no es así. Hace 10 años, los celulares ni soñaban con ser lo que hoy son. Eran de pantalla pequeña, no táctil y numérica, en el sentido de que el teclado era lo más importante en ese aparato que la pantalla. El que inauguró esta nueva era de los celulares  un 29 de junio de 2007 como hoy, salió a la venta un dispositivo de comunicación que cambiaría por siempre la forma en que nos comunicamos: iphone.

El iPhone llegó al mercado con características que hoy te serían inútiles: una pantalla de 3.5 pulgadas y resolución de 320×480, cámara trasera de 2 megapixeles y sin un App Store. La memoria del iPhone original era de apenas 128MB y su procesador corría a 620MHz. Y ni qué decir de su almacenamiento de 4GB y 8GB.

Vamos, el teléfono es tan antiguo, que en aquella época Apple y Google eran amigos y Google Maps era una aplicación integrada en iOS.

El primer iPhone ya se conocía desde hacía meses para cuando salió a la venta, pues el propio Steve Jobs lo había anunciado con bombo y platillo en enero de 2007 — durante el MacWorld, un evento ahora extinto. Lo que sucedió fue que el 29 de junio el teléfono salió a la venta de una forma similar y a la vez diferente de como se venden actualmente.

El primer iPhone fue una exclusiva de AT&T y aun así, la gente se congregó afuera de las tiendas para ser de los primeros en comprarlo. Para los primeros tres meses de venta, el iPhone había vendido casi 300,000 unidades y de ahí para adelante sus ventas no hicieron más que crecer.

Hoy, 10 años y más de mil millones de unidades vendidas, estamos en espera de un iPhone que volverá a cambiar las cosas con anticipados cambios como una enorme pantalla de 5.8 pulgadas fabricada de OLED, sin biseles, carga inalámbrica, mejoras gracias al sistema operativo y sin el popular botón de Inicio.

Fuente: https://www.cnet.com/

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.