“Reinbou” es un proyecto cinematográfico que tenía varios años gestándose en la productora Cacique Films, propiedad de los actores Nashla Bogaert y David Mahler. Ya esto es una realidad y luego de su premier, en la que el elenco y los invitados especiales pudimos apreciar lo que se había hecho con el texto basado en la obra de Pedro Cabiya, concluimos en que es un intento de un tipo de cine que mezcla lo fantástico con el drama y el thriller, quedándose corto en varios aspectos.
“Reinbou” es un intento cinematográfico, si se parte del hecho que es la ópera prima tanto de Maler, como de Andrés Curbelo, aunque, con todo el tiempo que tuvieron para sacar este producto, se debieron cuidar detalles elementales que para el resultado final pudieron aportarle más luces a este filme.

Al ver esta película queda la sensación agridulce de tener que ponerse de ambos lados: producción y espectadores. Obviamente que quienes invirtieron horas y horas de trabajo, empeño, angustias y satisfacciones, estarán conformes con el producto final que desde el jueves 16 se exhibe en los cines del país, eso es comprensible.

Desglosando el filme, digamos que fotograma por fotograma, olvidándonos de sentimentalismos, nos podemos dar cuenta que el filme, si evidentemente fue bien pensado, no fue bien acabado, o al menos, no del todo, con fallos elementales en su puesta en escena que eran muy fáciles de corregir para que de ésta pudiera surgir una buena realización donde la fantasía y la realidad intentan darse la mano, pero lamentablemente, todo se queda en el intento.

A Nashla y a David les ganó la pretensión. Olvidaron que “Reinbou” era su primer proyecto como productores y y director (él junto a Curbelo), lo que podía limitarlos en ciertos detalles del montaje (como en efecto sucedió).

Uno de los fallos más notables que tiene esta producción es el de la dirección de actores: el personaje de Nashla nunca queda claro si ella es ciega o no; A Katherine Castro le caricaturizaron tanto el personaje de señora rica, que en sus pocas apariciones en escena, no sabíamos si odiarla o cogerle pena; Si hacemos un ejercicio mental, llegamos a la conclusión de que las gemelas nunca debieron aparecer, porque no le aportan nada a la historia.

Sin embargo, en su defensa, vamos a decir que el personaje principal, Maceta, interpretado por el niño Erick Vásquez, aporta frescura e inocencia a la cinta, y que si bien es cierto también pudo habérsele sacado mejor provecho, lo que se vio en pantalla, tanto el niño, como su amiga (no tengo a mano el nombre de  la actriz), son de lo mejor del filme.

Con el Héctor Aníbal, del revolucionario que desafía las fuerzas militares norteamericanas de 1965 fueron más cuidadosos. No le dieron un protagonismo demasiado avasallador y su interpretación quedó, digamos que digna. Hasta ahí.

Reinbou

Elenco de la película.

Lo del hombre que es una especie de abandonado social, en lo que se convierte el compañero de armas Héctor, que interpreta el también co-director de la película, David Maler, con que se le hubiera bajado, un tanto esa intensidad de “halo misterioso”, dejando atrás algunos lugares comunes, o copias de cientos de cintas, les hubiera quedado mejor.

El cretino y traidor que interpreta Gerardo Mercedes (El Cuervo), si bien deja ver lo orgánico de un actor de escuela, también llenaron su caracterización de estereotipos que tanto mal le hacen a una actuación, desde su vestuario, hasta su manera de comportarse.

“Okay”, la fotografía no está mal, el montaje es aceptable y la música no desentona, pero a la hora de hacer una película “seria”, como seguramente fue la intención, cuidar hasta el más mínimo detalle es sumamente importante.

Si que el público la respalda (como respalda las comedias, con peores cuidados cinematográficos y de guión que ésta) y llena las salas donde se exhiba, ya con esto van ganando, pero para su próxima producción, Cacique Films, léase, Nashla y David, no deben confiarse en que “todo está bien, hicimos un buen trabajo”, no, es volver una y otra vez a la lectura de guión, reconocer cuáles personajes son irrelevantes, hacer énfasis en la dirección de actores (esa mirada perdida de Nashla, esa sobreactuación de Katherine, ese guardia que azota al guerrillero) y estar muy pendientes de que los aspectos técnicos como diseño de producción, fotografía, vestuario, maquillaje (ay, esa patilla del Cuervo y esa peluca de David) estén en perfecta armonía.

-Productores Ejecutivos: Nashla Bogaert, David Maler y Gilberto Morillo

-Directores: David Mahler y Andrés Curbelo
-Director de Fotografía: Marc Miró
-Edición: Nino Martínez Sosa
-Diseñador de Producción: Rafi Mercado
-Música: Nicolás Sorín
-Diseño de sonido: Alejandro Castillo
-Vestuario: Rafi Mercado y Merydania Pérez
-Maquillaje: Ana María Andrickson
-Productor: Carlos Germán
-Guión: David Maler y Andrés Curbelo
-Basado en la novela “Reinbou” de Pedro Cabiya

About The Author

Francis Mesa

Leave a Reply

Your email address will not be published.