Lo confesamos, Enteratos, cuando empezamos a leer la noticia de que Spotify empezaría a poner restricciones en cuanto al acceso total de su discografía, sentimos que su paquete gratuito con penalidad de publicidad, era tan solo un gancho, para que nos encariñáramos con la plataforma y cuando no tuviésemos más opción, nos suscribiésemos a Premium.

Sin embargo, luego nos enteramos que la medida es más bien impuesta por las grandes firmas discográficas del mundo, que solo ofrecerán nuevos lanzamientos para los usuarios Premium, o sea, con renta mensual.

Y siiiiii, hay que entender, que una producción discográfica y mantener una plataforma activa y al día como Spotify, conlleva grandes sumas de dinero. Para que sea rentable y sigamos disfrutando de artistas musicales, debemos pagar su trabajo y sobre todo… ¡Darle tremenda patada a la piratería!

 

About The Author

Pilar Aristy Capitán
Editora de Vida y Tecnología

Psicóloga Clínica con Diplomado en Evaluaciones Psicológicas Técnico en Cinematografía. Experiencia en producción y presentadora de TV

Leave a Reply

Your email address will not be published.